Atlético Guadalajara-Trillo A 1 – 2 Deportivo Guadalajara B

Dolorosa derrota en el arranque liguero después de dominar durante gran parte del partido. El pasado sábado el Atlético Guadalajara-Trillo A disputaba su primera jornada de liga en Primera Autonómica. El campo de fútbol El Robledal de Trillo fue el terreno de juego en el que tuvo que batirse contra el Deportivo Guadalajara ‘Promesas’, con un resultado final de 1-2.

El partido comenzó con los típicos nervios e imprecisiones con los que se arrancan los campeonatos. Poco a poco el Atlético Guadalajara fue entrando en campo rival y, sin generar ocasiones claras, conseguía llevar peligro en varios acercamientos. Más allá del minuto 30, el partido comenzó a igualarse y en una falta lateral, después de un rebote el «Promesas» lograba adelantarse en el marcador. A partir de este momento los locales variaron el sistema para buscar el empate y dominar más el partido. Los nervios y la precipitación reinaron hasta la llegada del descanso.

Una vez comenzada la segunda parte, y habiendo dejado clara la idea en el descanso, el Atlético salió muy cómodo y dominando el juego. Las ocasiones de peligro se sucedían para el conjunto local, pero a su vez el Promesas aprovechaba los espacios para salir a la contra. Rondando el minuto 60, después de una gran acción individual, el Deportivo ponía más tierra de por medio, 0-2. A pesar del dominio en el juego el marcador le mostraba a los arlequinados la cruda realidad, sin embargo, no perdieron la cara en ningún momento al partido. Prueba de ello es que en el minuto 70, Juan Carlos recortaba distancias con un gol olímpico. Las ocasiones se sucedieron hasta el final del partido, la más clara para Encina, pero el empate nunca llegó.

“Lo peor del partido fue el resultado, dominamos durante grandes fases pero los errores y nuestra falta de puntería nos ha penalizado demasiado. Seguiremos trabajando y buscaremos mejor suerte en la próxima jornada”, declaro Marcos Labrandero, entrenador del equipo.